Cosas de Jorge
Disfrutar de las pequeñas cosas que la vida nos regala

Consejos para obtener el éxito IX

20 Jan 13 - 03:04



En esta ocasión comentare este escrito que me ha llegado, curiosamente con firma…

Se trata de 10 consejos para alcanzar el éxito, los cuales os reproduzco en negrita, los comentarios a ellos serán en letra normal.

El escrito viene firmado con lo siguiente:

A.P.C.P.  ASOCIACION DE PSICOTERAPIA Y CRECIMIENTO PERSONAL  Centros de Psicoterapia ITACA y JAREIN de San Sebastián y Centro de Psicología  Humanista de Málaga. ESPAÑA  string@teleline.es

Su contenido os lo pego a continuación… y como es costumbre en mi, punto por punto os expresare mi opinión, aunque el post se va a hacer muy largo, opino que merece la pena perder un rato y pensar cómo podemos crecer personalmente, que el lector juzgue las recomendaciones, mis opiniones y que las entremezcle con las suyas.

Como he visto que el post, se hará larguísimo, os lo dividiré en 10 partes y esta es la novena y penúltima entrega.
 
Número 9

MIS PLANES CARECEN DE VALOR A MENOS QUE SEAN SEGUIDOS DE LA ACCION

Es muy cierto, de nada sirve hacer un montón de planes para después, no hacer nada por realizarlos.

Solamente la acción es la chispa que enciende mis metas hasta su realización.

Ciertamente, si te propones algo es para realizarlo, no es para dejarlo en un simple sueño lejano, por ello siempre digo que las metas han de ser cercanas y pasito a pasito, irlas haciendo un poco más lejanas.

La  acción es el alimento que nutrirá mi éxito.

Buena definición, nuestros actos, siempre serán los que forjaran el trazado de nuestro camino en la vida.

El retraso en conseguirlo hasta ahora fue el temor.

No es necesario que sea el miedo, el que nos impida llegar a nuestras metas, hay otros muchos factores que influyen, puede ser poner una meta muy alta, la falta de preparación, la pereza, etc.

Para conquistar el temor debo proceder sin vacilación mediante la acción. 

Para vencer al temor, aunque nos cueste, nada mejor que enfrentarse a él, si tenemos miedo a algo, este algo nos dominara a nosotros.

No postergaré para mañana las tareas para hoy.

Si se postergan no ocurre absolutamente nada, lo que no hagas hoy lo puedes hacer perfectamente mañana o pasado… pero si postergas las cosas indefinidamente al final, simplemente no las realizaras.
Si te fuerzas, a hacerlo todo ya… terminaras estresado y eso tampoco es bueno.

Es mejor proceder sin éxito que  quedarse inactivo.

Quedarse viendo pasar el mundo delante de nosotros no es bueno, así no conseguiremos nada, si realizamos algo y nos sale mal, habremos aprendido a como no realizar algo, otro día podemos intentarlo de nuevo, seguro que nos sale mejor.
Recuerdo que hace años me canse de intentar hacer pan casero, pero no había forma humana que me quedara un pan medio decente… ciertamente he hecho muchos panes que terminaron en el estómago de mi perra, hasta durante una larga temporada lo di por imposible, al final fue mi mujer quien me empujo a volver al ataque.
Actualmente, (a medias), entre Silvia y yo, cuando nos apetece, hacemos un rico pan casero, atreviéndonos a hacerlo de coco, almendras, chocolate, leche, bocadillos rellenos antes de hornearlos…
Pues cuando como a mí, una meta la deis por imposible, la podéis aparcar una temporada (o definitivamente), y dedicar vuestro tiempo a realizar otras metas, sin perder el tiempo encabezonados con una meta concreta.

Procederé ahora mismo.

Eso del ya mismo… que el mundo es muy grande para comérselo de un mordisco, despacito y con buena letra se llega más lejos, sin agobios y con tranquilidad.

Pronunciaré estas palabras cuando me  encuentre frente a una puerta cerrada y cuando esté tentado de abandonar la lucha. 

No es bueno encabezonarse… si una puerta está cerrada se puede intentar abrir, pero si cuesta demasiado esfuerzo, hay otras muchas puertas por abrir.

Pronunciaré estas palabras y procederé de inmediato a consumar otra venta. 

Seguimos desgastando la misma frase “procederé ahora mismo”… hay días que las cosas se dan mal, tenemos que asumirlo, pero jamás hemos de olvidar que “mañana puede ser un gran día” pero si tampoco lo es, nos quedan muchos mas días maravillosos y también quedan días que serán peores, hay que asumirlo, pero sacando la enseñanza de que este mal día no ha sido tan malo, puesto que podría haber sido peor.

Solamente la acción determina mi valor en el mercado.

Ciertamente, si nos sentamos en una silla y vemos pasar la vida a través del cristal de la ventana, no lograremos nada, hemos de levantarnos de esa silla y relacionarnos con el mundo, pero también es estupendo, en alguna ocasión, acomodarse en el sofá, no hacer nada, no pensar nada, simplemente estar sin hacer nada, pero si es demasiado largo este estado, al final, aburre.

Transitaré allí donde el  fracasado teme andar y lo haré cuando el fracasado busque descanso.

Transitaremos por donde nos apetezca, dentro del respeto hacia los demás, porque alguien no se atreva con lo que nosotros nos atrevemos, desde luego, ese alguien no es un fracasado, simplemente quizás, más prudente.
En los mercados financieros a más riesgo mayor beneficio… pero también mucho más riesgo de perderlo todo y quedarnos arruinados.

Hablaré  cuando el fracasado permanece en silencio.

Hablare cuando me apetezca hablar y tenga que decir, sin olvidar jamás escuchar a los demás (de los demás puedo aprender), ni despreciar a nadie, ese “fracasado” puede tener una idea que desarrollándola juntos quizás nos lleve al éxito a ambos.

Si el león no actuara cuando tiene  hambre, moriría. 

Muy cierto, pero el león ha de saber cuándo actuar, hay ocasiones en las que te has de ir a dormir sin cenar y esperar la oportunidad para comer.

Impartiré órdenes y obedeceré mis propias órdenes.

No se ha de estar siempre mandando a los que nos rodean, ni a nosotros mismos, igual que nosotros nos estresamos también podemos estresar a los demás, la vida no es una maratón donde hemos de ser los ganadores, simplemente hemos de llegar a la meta.

El éxito no esperará, si me  retraso, será para otro y lo perderé para siempre.

Si alguien consigue el éxito antes que nosotros, aprendamos de él, pero seguro que hay muchas más metas que lograr, si esa meta no se pudo lograr, podremos lograr otras muchas.

Ahora es el momento oportuno,  este es el lugar y yo soy el hombre.

Cierto, ahora es el momento oportuno, es domingo, tengo mi post casi terminado, me he terminado mi café y me apetece un segundo café calentito, acabo la media docena de palabras que me faltan por escribir y me preparare un segundo café, por el sencillo motivo de que me apetece otro café.
Podría ocurrir que viniera alguien a buscarme a casa por algún motivo concreto o inconcreto…
Mi metas actuales son: hacer un café calentito, sólo y sin azúcar, que me encanta, publicaros este post, poner a hornear un pan que amaso ayer Silvia y preparar un conejo criado en casa, al horno, con unas mazorcas de maíz…
Pues… como antes os decía, si me tengo que marchar, todas esas metas cambiaran y no ocurrirá absolutamente nada.

Procederé ahora mismo.

De momento “procedo ahora mismo” a hacerme el café… las circunstancias dirán  hasta donde llego…
 
 

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

© 2014 Cosas de Jorge