Cosas de Jorge
Disfrutar de las pequeñas cosas que la vida nos regala

Base 211

02 Sep 13 - 23:51



Hoy nos tendremos que abrigar mucho, a pesar de estar en verano, vamos a desplazarnos, imaginariamente, al continente más enigmático y menos conocido de nuestro planeta, a pesar de sus catorce millones de kilómetros cuadrados, la Antártida.

Para hacernos una idea de la enorme extensión de la Antártida, esta tiene una superficie similar a todos los Estados Unidos, solo que cuatro veces más grande.

A día de hoy no se sabe con seguridad si la Base 211, existió o es simplemente un proyecto de Hitler, pero…

La Kriegsmarine (Marina de Guerra Alemana), al mando del Almirante Dönitz, durante la Segunda Guerra Mundial sabía la ruta para esconder los navíos para efectuar reparaciones o descansar la tripulación con seguridad en unas enormes grutas en las cuales se podía esconder el navío, sin el más mínimo problema.

Pero realmente las pretensiones del Kriegsmarine eran mucho mayores en este territorio, los alemanes reclamaron su soberanía sobre una amplia parte de la Antártida, a la cual llamaron Nueva Suabia (Neuschwabeland), donde construyeron varias bases permanentes donde la más importante fue bautizada como Nuevo Berlín (Neuberlin).

Me llama particularmente la atención de que una zona tan inhóspita como la Antártida, existan tantas bases de investigación y militares…

Me pregunto yo que puñetas habrán perdido ahí, con el frío que debe hacer ahí, quizás tengan complejo de pingüinos, porque no entiendo el interés por estar pasando frio en una losa de hielo…

Pero el Almirante Dönitz dijo:

“La flota alemana de submarinos (de la que Dönitz esteba al mando) está orgullosa de haber construido para el Führer (Hitler), en otra parte del mundo, un Shangri-La, una fortaleza inexpugnable”.

Sigo peguntándome yo, que sabrán los poderosos, que no sepamos el resto de los mortales para estar tan interesados en una losa de hielo…

Hagamos un poco de cronología…

Año 1.873, comienza la exploración antártica alemana.

Eduard Dallmann, bajo las ordenes de la Sociedad Alemana de Viajes Navales Polares (deustche Polar schiffahrtsgesellscahaff), en su barco Groenlandia (Grönland), descubió nuevas regiones y pasos en aguas antárticas, entre estos descubrimientos, la isla Kaiser-Wilhelm a lo largo de las islas Biscoue.

El Groenlandia fue el primer barco a vapor que exploro las aguas antárticas.

Año 1.910, el Deutschland, a las órdenes de Whihem Filchner, también paseo por esa inmensa losa de hielo que es la Antártida.

Año 1.925 el Dr. Albert Merz, con el Meteor también se dio un paseo por las gélidas aguas de la Antártida.

Año 1.938, preparan el Schwabenland  (Suabia), en los astilleros de Hamburgo para realizar otra expedición antártica, bajo los mandos del capitán Alfred Ritscher.

Esta expedición se culminó con la toma de un gran territorio atlántico por parte de Alemania que fue denominado Nueva Suabia,  (Neuschwabenland), bautizándolo basándose en el nombre del barco que realizo dicha expedición, el Schwabenland.

La excusa mostrada al mundo, fue la creación de una base ballenera, pero para crear esa “base ballenera” prepararon, con un altísimo coste al Schwabenland para transportar hidroaviones y permitir su despegue desde una especie de catapultas instaladas en el.

Se cuenta que flotas enteras de submarinos alemanes, llevaron ingentes cantidades de material a la Antártida, para la creación de gigantescas bases secretas.

Año 1.940, varios autores afirman que fueron llevadas a Neuschwabenland, las más modernas maquinarias de construcción y tunelación de la época, así como destacados científicos, con la misión de crear un nuevo Berchtesgaden para Hitler.

Este mismo año 1.940, los ingenieros nazis en la Antártida diseñaron edificios capaces de soportar temperaturas de 60 grados bajo cero.

En solo una de estas instalaciones, Jonastal S III trabajaban y vivían más de 30.000 personas.

Año 1.946, se crea la compañía rusa Wismut, cuando los rusos se apoderan de los yacimientos de uranio alemanes para equipar el arsenal ruso de bombas atómicas.

Año 1.947, el almirante de los EEUU Richard Byrd, dirige una importante operación militar en la Antártida, la Operación High Jump, cuya misión secreta consistía en la destrucción de la base alemana, la cual fracasó estrepitosamente.

La Operación High Jump, se realizó con la excusa de realizar maniobras militares en climas extremos, para comprobar la respuesta de equipos y soldados.

Pero realmente, considero que pare realizar pruebas de resistencia en temperaturas extremas, no es necesario un portaviones con el apoyo de barcos y submarinos, 4.000 soldados y ocho meses para realizar la “prueba”.

La expedición se termino 8 semanas mas tarde, con muchas bajas de hombres y material… que raro ¿verdad?

Para justificar el elevado numero de bajas, se desprestigio a quienes intentaron investigar las muertes, se achacaron las bajas al frío y a “desgraciados accidentes”, esta operación recibió el nombre de Operación Pingüino.

Año 1.952, en el número de Junio de la revista The Plain Truth, se publicaba el artículo “Hitler puede estar vivo” insinuado que podría estar escondido en la Neuschwabeland.

El Almirante Byrd, intento encontrar la entrada a la Tierra Hueca, en varias expediciones posteriores.

Año 1.957 fallece en Bostón, “misteriosamente” el Almirante Byrd, poco después de declarar a la prensa está también “misteriosa” frase.

“Es duro de comprender, pero en caso de una nueva guerra, deberemos esperar ataques de aviones que pueden volar de uno a otro polo”.

Año 1.958, se realiza la Operación Deep Freze con unidades navales y aéreas dotadas de armamento nuclear, con el curioso resultado de ser grandemente dañados, como o peor que diez años antes.

En el año 1.958, concretamente el 27 de agosto y el 9 de septiembre, el gobierno de Sudáfrica detecta grandes explosiones similares a explosiones nucleares en la zona de Nueva Suabia.

También los alemanes de los tiempos de Hitler, creían firmemente que en la Antártida, es la entrada a la Tierra Hueca…

¿Realidad o ficción?

Algunos escritores afirman que los pilotos nazis descubrieron que en el interior de la Antártida existen zonas, sin nieve y con temperaturas templadas muy por encima de los cero grados centígrados, con lagos, montañas y vegetación…

También se cuenta que existe una enorme red de túneles subterráneos.

También se habla de numerosos avistamientos OVNI en la zona antártica.
 
 

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

© 2017 Cosas de Jorge