Cosas de Jorge
Disfrutar de las pequeñas cosas que la vida nos regala

The Frey effect

11 Jan 15 - 00:24


The Frey effect o efecto Frey, consiste en un fenómeno auditivo, que está basado en la emisión de ciertas frecuencias de microondas, que son escuchadas directamente en el interior del cerebro.

Este fenómeno fue descubierto porque las personas que trabajan cerca de los trasponedores de radar (aparato llamado SART, que emite una señal detectable por los radares, una vez activado para localizar un determinado vehículo probablemente accidentado), durante la Segunda Guerra Mundial.

Año 1.960, Frey que trabajaba en el Centro Avanzado de General Electric Electrónica de la Universidad de Cornell, toma contacto con un técnico que le afirma que puede escuchar unos sonidos emitidos por el radar.

Allan H. Frey, biólogo estadounidense, estudio este fenómeno en el año 1.961, siendo el primero en publicar información sobre este efecto auditivo de microondas “La respuesta del sistema auditivo a la energía de radiofrecuencia. Nota técnica.”

Las personas que escuchan estos ruidos, zumbidos o incluso números o palabras, no las escuchan por sus órganos auditivos, si no directamente en el interior de sus cabezas.

En el año 1.962 Allan H. Frey, publica “Respuesta del sistema auditivo humano a la energía electromagnética modulada.”

En la década de los años 70, la NASA explico que el Efecto Frey se produce por la expansión térmica de las partes oído humano alrededor de la cóclea (es una estructura en forma de tubo enrollado en espiral, situada en el oído interno), posteriormente modulando las microondas se podían generar palabras que parecían provenir del interior de la cabeza.

Con las frecuencias emitidas debidamente reguladas, las personas llegaban a recibir estos “sonidos” hasta a una distancia de 100 metros, produciendo efectos secundarios tales como mareos, dolores de cabeza y una sensación de hormigueo.

En el año 1.973, Sharp y  Mark Grove para la Advanced Research Projects Agency, desarrollaron tecnologías inalámbricas para la transmisión de voz sin receptor.

En el año 1.975, Frey publica un estudio en los Anales de la Academia de Ciencias de Nueva York donde afirma que las microondas pueden producir una fuga entre el sistema circulatorio y el cerebro, demostrando con la inyección de tinte fluorescente en el sistema circulatorio de unas ratas, provocando un barrido de frecuencias y a los pocos minutos, los cerebros de las ratas habían recibido el tinte, que solo estaba anteriormente en el sistema circulatorio.

El 30 de marzo del año 1.975, el Dr. Don R. Justesen, publica en La American Psychologist “Las microondas y el comportamiento”.

El día 19 de diciembre del año 1.983, se registra una patente para la comunicación auditiva por microondas, presentada por Philip Stocklin de Satellite Beach, FL.

En el año 1.988, una entidad privada patenta una aplicación que genera ráfagas de señal para crear una comunicación inteligible.

En el año 1.996n la Fuerza Aérea de los Estados Unidosn presenta una patente de “Método y dispositivo para implementar el efecto audiencia de radiofrecuencia,” que no fue aceptada hasta el año 2.002 y modificado como “Aparato para la comunicación audible voz utilizando el efecto de audición de radio frecuencia.”

En el año 1998, se patento un dispositivo basado en las microondas para ser utilizado para alejar a las aves de las turbinas de los aviones.

También en el año 1.998, Estados Unidos investigaban el Efecto Frey, bajo la clasificación de “Secreto NOFORN”, desclasificándolo el 6 de diciembre del año 2.006 “Bioefectos de Armamentos seleccionados no letales).

La Armada de los Estados Unidos, mediante su proyecto MEDUSA (en el año 2.003), investigó un sistema basado en el efecto Frey, para incapacitar temporalmente a las personas, o simplemente elevar la sensación auditiva a malestar para impedir el acceso a ciertas zonas.

Octubre del año 2.005, Jhon Horgan, en su artículo publicado en Scientific American, “The Forgotten Era of BRAIN,” nos cuenta como el Dr. Delgado, profesor de la Universidad de Yale, pionero en la implantación de aparatos electrónicos en la mente para dominar a las personas, es invitado a España por Villar Palasi, que fue ministro de Educación con Franco, en España.

En el Washington Post en el año 2.007, se publica un artículo “Mind Games” en el cual se habla de un fenómeno social, donde las personas afirman oír voces en la cabeza.

A comienzos del año 2.008, la empresa Holosonic anuncia haber fabricado un aparato basado en el Efecto Frey que denominan (MEDUSA).

También existen teorías conspirativas donde personas afirman sufrir alucinaciones o trastornos delirantes u otra enfermedad mental, afirmando que agentes gubernamentales les acosan electrónicamente mediante “la voz de cráneo” o “V2K”.
 

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

© 2017 Cosas de Jorge